miércoles, 29 de julio de 2015

Animal print

¡Buenos días chicas! Hoy os traigo algo nuevo. Hace unos días me escribió Clara, una chica que me propuso escribir en mi blog y yo en el suyo, esta idea me pareció bastante buena por lo que finalmente acepté, y hoy os traigo su post.

Espero que os guste, también podréis leer el mio proximamente en su blog Lifestyle ¡un beso!



Mires donde mires en Internet, cada blog y revista se hace eco de las tendencias que las diferentes temporadas traen según se van sucediendo. Algunas nos pillan por sorpresa, otras nos inspiran y otras simplemente se renuevan porque en el fondo nunca llegan a desaparecer. Es el caso por ejemplo de los animal prints, es decir, los estampados de animales en la ropa y los complementos. Un animal print no tiene porqué ser única y exclusivamente una prenda con un estampado de cebra, leopardo o tigre. También los estampados con las formas y siluetas de los animales entran dentro de esta tendencia. En Accesorios y Moda ya se ha hablado alguna que otra vez de esta tendencia y en este post vamos a hacer un repaso de los prints de animales más típicos y los que han aparecido en las últimas temporadas.


Los gatos son uno de los animales fetiche para la moda, la forma felina por excelencia. Se suele tanto en camisetas como en bolsos y complementos, pero rara vez lo vemos en faldas, pantalones o vestidos. En el 2012, la diseñadora de moda Charlotte Olympia contribuyó a que esta tendencia apareciera en el calzado lanzando estos icónicos zapatos, los Kitty Flats.




El flamenco, habitual para las épocas estivales, tuvo un pequeño boom hace un par de años y parece ser que ahora vuelve a la carga pero en una dosis menor y más moderada. Hace poco los escaparates de Blanco estaban ambientados en el escenario más tropical con varias figuras de flamencos rosados decorando. Ahora estos animales entran en las casas de esta misma forma, decorando paredes y salones, dándoles un toque vintage y coqueto.


Ciertamente, el print de los insectos y los bichitos es menos habitual si obviamos la presencia de las mariposas. Le siguen de cerca las libélulas y las mariquitas y finalmente nos encontramos con otros insectos como los escarabajos y las moscas, que estampan las camisas y camisetas dándoles un toque inquietante y a veces un poco hipster.
El print animal por excelencia siempre ha sido y será el salvaje. El lado más wild de la moda sale a la luz con los estampados de cebra, leopardo y serpiente, aunque desde luego ya no son los únicos. Si bien estos estampados nunca pasan de moda, es cierto que tienen sus rachas. Además, son de los más difíciles de llevar, sobre todo cuanta mayor tela ocupe el estampado. Un vestido, por ejemplo, que sea entero estampado de leopardo debe ir acompañado de complementos que representen minimalismo en estado puro para evitar caer en.. bueno, la vulgaridad. Es sin duda la principal dificultad de un look cheetah. Luego también están las variaciones de color en los estampados como el caso de la falda de la marca Whiz que ocupa la imagen destacada, que debe combinarse combinando estampado y color.

El estilo étnico y más indie se ha desatado estos dos años de la mano de los prints de elefantes, en su mayoría representados en formas tribales. Éste se convierte también en uno de los estampados estrella para la temporada de festivales veraniegos. Ahora mismo, la tienda top para encontrar tus prendas con prints de elefantes sería Primark, que de cara al verano se ha puesto las botas con el tema. Es más habitual verlo en tops y camisetas que en otro tipo de prendas y, entre los accesorios, abundan los colgantes de elefantes.


Y no nos olvidemos de los búhos. Los búhos han sido compañeros inseparables de los elefantes en la moda, apareciendo casi a la vez y arrasando con el mismo estilo étnico y tribal. Una variante de estos prints es su estilo kawaii, del japonés que significa mono o bonito, con los ojos grandes y el cuerpecito redondo. En cuestión de accesorios no podemos sino mencionar a los colgantes plegables de búhos. Seguro más de una tiene aún un colgante de estos entre sus joyas.
Básicamente, cualquier prenda, y ahora también las cosas de decoración del hora, son susceptibles de adaptarse a la tendencia del print animal. Si bien siguen siendo las prendas superiores (camisetas y jerséis) las que más partido sacan de esta tendencia, otras como este bañador de Love Brand & Co con tucanes tropicales o estos calcetines con langostas de Springfield, también se adaptan a la perfección.
Encontrar los diseños originales de las marcas que iniciaron algunos de estos prints puede ser caro, pero aún se tiene la opción, por ejemplo, de acudir a los outlets online de ropa de marca o quizás probar suerte con las tiendas de segunda mano. Sea como sea, el print animal se renueva cada temporada y siempre trae nuevos aires que merece la pena respirar.



¿Y a vosotros qué os parece? ¿Cómo de unidos estáis a esta tendencia?

*Todas las imágenes de prendas y accesorios son actuales y han sido extraídas de las páginas webs de sus marcas o de tiendas online como Zalando, Scotmere o Foxbuy. 

3 comentarios:

  1. Ainsss, muero de amor con las prendas gatunas!! :D

    Besos mi ChicAdicta!
    www.piensaenchic.com

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar